Cómo usarla

Cómo iniciarse en el uso educativo de videos

Buscando aportar claridad metodológica en el uso pedagógico del video digital, en este documento proponemos una adaptación a la propuesta hecha por Bull & Bell [1] para trabajarlos en el aula. La metodología de esos autores incluye cuatro elementos: 1) observar videos; 2) grabar/seleccionar videos; 3) crear productos basados en videos; y, 4) comunicar/compartir videos. Cabe anotar que no necesariamente se deben llevar a la práctica estos elementos de manera secuencial.

A continuación presentamos las definiciones de cada uno de los elementos propuestos por Bull & Bell [1]:

1. OBSERVAR VIDEOS

Tradicionalmente, para que los estudiantes vieran una película de 30 a 60 minutos de duración, se presentaban en el aula videos que se reproducían con BETA/VHS/DVD y se visualizaban en un televisor o video proyector. Posteriormente, los estudiantes analizaban lo que habían visto respondiendo por lo regular a una serie de preguntas guía. Actualmente, con los servicios de almacenamiento y reproducción de videos en Internet, tales como YouTube, Vimeo y otros, es posible para el docente seleccionar clips de video de menos de cinco minutos de duración que muestran información relevante para el tema que en ese momento se está tratando en el aula, generando así, discusiones más dinámicas.

Localizar en Internet un video que contribuya a aportar claridad en esos temas puntuales, es cada vez más fácil. Los docentes pueden combinar además, una serie de videos cortos que ayuden a los estudiantes a alcanzar los objetivos de aprendizaje por ellos propuestos. Según Bull & Bell [1], observar videos en la clase facilita la construcción de conocimiento, permite a los estudiantes alcanzar mayor comprensión de conceptos o contextualizarlos en torno a un tema particular.  

Ahora, con la nueva herramienta de edición de videos de YouTube, recortar videos, unir varios de estos en la secuencia apropiada y agregarles efectos especiales, se facilita enormemente. Sugerimos pues a los docentes consultar las nuevas opciones de edición de YouTube en la sección “Crear productos basados en videos” de este mismo documento.

A pesar de todos los beneficios que pueda reportar la proyección de videos en el aula, se debe tener precaución para que esta no se vuelva una actividad pasiva en la que los estudiantes se conviertan en simples espectadores. Debe buscarse que los estudiantes asuman la posición de “observadores críticos” con fines de aprendizaje. Esto requiere que ellos sean conscientes tanto de la intención del productor, como del contexto que rodea la producción del video; cosa que se enmarca en el tema del Alfabetismo en Medios: ¿Quién realizó el video? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Qué intención comunicativa persigue o pretende?

Las siguientes son algunas actividades de Alfabetismo en Medios que contribuyen a lograr  esta conciencia en los estudiantes respecto a los videos que observan:

  • El mundo en 22 minutos: cómo definir el contenido para un noticiero de televisión. En esta lección, los estudiantes asumiendo el rol de productores de noticias, deben organizar una presentación sencilla, de 22 minutos, para un noticiero de Televisión y experimentar así el proceso de tomar decisiones críticas respecto a lo que sale al aire y lo que no.
  • Detrás de la pantalla: los productores de cine y sus escogencias. Responder a la pregunta ¿Quién creó este mensaje?, objeto de esta lección, ayuda a los estudiantes a entender que muchas personas hacen selecciones y toman decisiones que pueden afectar cómo vemos y entendemos nuestro mundo.
  • El leguaje del sonido: herramientas, técnicas y trucos. Mediante la separación de sonidos e imágenes, esta actividad pretende sensibilizar al estudiante sobre las diferentes formas en que los efectos del sonido y la música dan forma a nuestras experiencias con las imágenes visuales del Cine y la Televisión.
  • Nosotros somos la película: cómo entender la investigación de audiencias. En esta actividad, los estudiantes desarrollarán dos encuestas sobre películas populares, una basada en género (chicos y chicas del mismo grado) y la otra basada en edad (jóvenes y adultos), para explorar cómo diferentes audiencias responden como grupo y cómo los productos mediáticos buscan atraer audiencias específicas.
  • El negocio de los medios: ¿quién está arrendando mis ojos? En esta actividad los estudiantes van a identificar los diferentes anunciantes de sus programas de TV favoritos, para analizar luego la relación existente entre el programa y sus patrocinadores y poder determinar ¿Quién está arrendando sus ojos?
  • Mensajes escondidos: La ubicación del producto. Con la práctica, cada vez más frecuente de ubicar productos estratégicamente dentro de los mensajes de medios, los anunciantes pagan a los productores de estos por usar o mostrar sus productos como si fueran parte integral de los elementos de las escenas de producción y no una forma de hacer publicidad. Promover que los estudiantes identifiquen estas prácticas es el propósito de esta actividad.

Una vez los estudiantes hayan realizado actividades de observación de videos y hayan iniciado el desarrollo de habilidades de observadores críticos, estarán en mejor posición tanto para filmar o seleccionar sus propios videos de manera que estos tengan una intencionalidad clara, como para crear productos basados en videos que cumplan con un objetivo de comunicación.

2. GRABAR / SELECCIONAR VIDEOS

Igual que con las fotografías, la tecnología actual ofrece a los estudiantes una gama variada de dispositivos para capturar video. Si se desea obtener video con buena resolución, se deben utilizar las videocámaras apropiadas con las características que se reseñan en el artículo “Video Digital en el Aula”.

Sin embargo, la mayoría tanto de cámaras fotográficas actuales, como de las incorporadas a los teléfonos celulares y a las Webcam de los computadores portátiles, permiten grabar clips de video cortos y, aunque la resolución de la imagen no es la mejor, en la mayoría de los casos, son apropiados para las intenciones educativas que se pretenden lograr con la producción de videos. Además, como cada vez son más los estudiantes que tienen teléfonos móviles inteligentes, no se requiere invertir en equipos por parte de la Institución Educativa.

Es importante tener en cuenta que tan pronto se graban los videos hay que disponer de un mecanismo que permita transferirlos desde la cámara o teléfono al computador; bien sea por medio de un cable USB o de un lector de tarjetas de memoria.

También se pueden producir videos con programas como aTube CatcherCamtasia StudioCaptivate o Snapz Pro (Mac) que permiten capturar todo lo que se reproduce en la pantalla de un computador (incluyendo los movimientos del cursor y del puntero del ratón) y grabarlo en formato de video.

Otras formas de producir videos consisten en utilizar imágenes digitales fijas y combinarlas con clips de video y clips de audio. También pueden extraerse fragmentos de películas en DVD o digitalizar segmentos de cintas en VHS o grabar partes de programas de televisión, siempre y cuando se haga con fines de ilustración en procesos de enseñanza (Derechos de autor; Acuerdo de Cartagena – Decisión 351; artículo 22, literal b).

Por otra parte, también resulta valido seleccionar videos ya producidos por otras personas y cargados en Internet bajo licencias de uso libre. En este sentido, programas como aTube Catcher facilitan descargar videos de YouTube y de otros servicios de alojamiento de videos en Internet.

Para finalizar esta sección, se pone de presente que tanto en la grabación de videos como en la selección de estos, los docentes deben tener precaución en dos aspectos: a) que los estudiantes solo descarguen de Internet videos publicados bajo una licencia de uso libre como Creative Commons; b) que asuman la posición de “observadores críticos” y justifiquen la selección de estos, lo cual les obliga a pensar en una serie de aspectos de Alfabetismo en Medios que subyacen en la producción de esos videos.

3. CREAR PRODUCTOS BASADOS EN VIDEOS

Crear videos digitales sobre un tema particular es una forma de lograr que los estudiantes expresen el conocimiento alcanzado en el estudio de este. Adicionalmente, este tipo de actividad permite engancharlos para desarrollar su creatividad al sintetizar y comunicar lo aprendido.

Una vez se encuentren en el computador los videos con los cuales los estudiantes realizarán el producto final solicitado por el docente, estos se pueden manipular empleando herramientas de edición. Al respecto, recomendamos consultar el documento “Reseña de software para edición digital de video” que ofrece un conjunto de herramientas para descargarlos e instalarlos en el computador. Tradicionalmente, se han editado los videos utilizando este tipo de software; sin embargo, herramientas en línea con características Web 2.0 como la que acaba de lanzar YouTube, facilitan considerablemente esta labor.

Este nuevo editor en línea es muy sencillo de usar y permite a los usuarios de YouTube combinar vídeos, añadir archivos de audio, recortar clips de vídeo, agregar texto, insertar transiciones, girar clips de vídeo y estabilizar la imagen de algunos fragmentos de estos.

Una vez se dispone de una cuenta válida de YouTube y se tiene algunos videos montados en ese servicio, se debe ingresar a la direcciónhttp://www.youtube.com/editor/ 

Allí aparecen todos los videos cargados en YouTube por el usuario. La nueva opción funciona como línea de tiempo y por eso el siguiente paso consiste en arrastrar los videos que se desea unir o modificar, a los cuadros vacíos de esta que se encuentra en la parte inferior de la pantalla.

 

Además de los videos propios, se puede hacer clic en la opción (cc) para utilizar videos cargados por otros usuarios de YouTube bajo licencia Creative Commons.

 

Para agregar una pista de audio como fondo del vídeo, se hace clic sobre el ícono de nota musical. En ese momento, aparecen las pistas de fondo disponibles que se pueden buscar por género musical o por artista. Una vez localizado el audio que se desea agregar como fondo, se hace clic sobre el símbolo “+” que aparece al final de la pista.

 

Cuando se quieren unir dos o más clips de video, se pueden agregar transiciones entre ellos. Basta con hacer clic sobre el ícono de transición, seleccionar el tipo de transición que se desea agregar y arrastrarlo hasta el espacio existente entre los dos videos. También se pueden agregar transiciones antes del primer video o al final del último video.

 

Además, puede adicionarse una diapositiva con texto, antes o después de cada uno de los videos cargados en la línea de tiempo. La herramienta permite controlar el tamaño, color y duración del texto. 

 

Otra de las posibilidades es realizar ediciones a cada uno de los clips de video: recortarlos, girarlos, agregarles efectos y texto. Entre los efectos disponibles, encontramos las opciones de pasar a blanco y negro, aumentar/disminuir el brillo, el contraste y estabilizar el video.



Por último, tan pronto se completen todas las ediciones, debe grabarse y publicarse el nuevo video haciendo clic en la opción “Publicar” ubicada en el esquina superior derecha del nuevo video.

4. COMUNICAR /COMPARTIR VIDEOS

La etapa final del uso de video digital en el aula consiste en recopilar todos los videos generados y subirlos a un sitio con características Web 2.0 que permita almacenarlos, publicarlos, compartirlos, reusarlos y republicarlos. En últimas, los servicios en línea para almacenar y compartir videos digitales ofrecen a docentes y estudiantes tanto una vitrina pública para mostrar al mundo las propias producciones (almacenar, publicar y compartir), como una fuente de inspiración para acceder a videos digitales elaborados por otras personas (reuso y republicación).

NOTAS:
[1] Recomendamos leer el libro “Teaching with digital video: Watch, Analyze, Create” escrito por Glen L. Bull y Lynn Bell; publicado por ISTE, 2010.