Etiquetado social - Introducción


Introducción

Uso de Folcsonomia en procesos educativos

La Web 2.0, con sus aplicaciones y servicios, viabilizó interconexiones sociales que, hasta hace pocos años, solo se daban en historias de ciencia ficción. La Folcsonomía es una de estas interconexiones y se relaciona directamente con dos conceptos que la posibilitan: marcadores y etiquetado social. El concepto de Folcsonomía, novedoso y complejo, difícil de precisar y definir, únicamente se da cuando confluyen el uso de aplicaciones de marcadores sociales y la actividad de etiquetado por parte de los usuarios de Internet. Por lo tanto, para entenderla debemos tener claridad en lo referente a cada uno de sus dos componentes. El término Folcsonomía (folksonomy en inglés) se atribuye a Thomas Vander Wal, quien lo acuñó en 2004. Este deriva de "folc" (pueblo) + "taxis" (clasificación) + "nomos" (ordenar, gestionar). En consecuencia, Folcsonomía (folc+taxo+nomía) significa literalmente "clasificación gestionada por el pueblo" [1].

Empecemos por entender los Marcadores Sociales (Social Bookmarking). Así se denominan las aplicaciones con características Web 2.0 que ofrecen a los usuarios de Internet servicios para almacenar, organizar (etiquetar), compartir y buscar recursos Web de interés para ellos. Estas aplicaciones permiten crear listas de favoritos (marcadores) que se almacenan en línea, en lugar de hacerlo en el navegador (browser) del usuario; cosa que  facilita compartirlas con otros usuarios de Internet, dándoles una connotación social. Varias de estas aplicaciones van más allá de la Folcsonomía pues además de almacenar marcadores en línea, permiten agregar notas a estos o guardar en formato digital algunos de sus elementos (texto, imagen, vídeo, audio, etc). Estas funcionalidades son ideales para recopilar información cuando los estudiantes realizan investigaciones en las que deben desarrollar su Competencia para Manejar Información (CMI).

Por su parte, las Etiquetas (tags, en inglés) son palabras clave que se  adicionan a un sitio Web, a una fotografía, a un video o a un clip de audio, para describirlo de manera que otras personas puedan encontrarlos fácilmente. Es importante resaltar una diferencia sustancial entre estas y la categorización tradicional en base a carpetas de las listas de favoritos del navegador: ya que con ellas un recurso puede pertenecer a más de una categoría. Por ejemplo, con el uso de etiquetas, la fotografía de un árbol puede categorizarse como árbol, como ciprés (nombre de un árbol común) o de ambas formas.


Es posible asociar a un recurso más de una etiqueta

También cabe anotar que actualmente es importante que los estudiantes desarrollen la habilidad para etiquetar contenidos digitales ya que esta hace parte de las habilidades de almacenar y localizar información.

Como resultado de la labor individual de millones que usuarios de Internet que almacenan y etiquetan contenidos Web en aplicaciones de Marcadores Sociales, se obtiene la Folcsonomía [1]. Esta tiene tres elementos básicos: la persona que etiqueta, el recurso Web etiquetado y el nombre de la etiqueta que se adhiere a ese contenido.

 


El triángulo de la Folcsonomía (James Lappin)

Por lo tanto, la Folcsonomía [1] es el resultado de la acción de etiquetar individualmente, sin jerarquías y usando una aplicación con características sociales, cualquier contenido digital que tenga una dirección Web (URL). El valor de la Folcsonomía radica en que las personas pueden usar libremente su propio vocabulario para darle nombre a las etiquetas en lugar de regirse por una taxonomía jerárquica de palabras que previamente  alguien determinó.


Esquema de la Folcsonomía

 

NOTAS:

[1] Folcsonomía (Wikipedia).