Introducción

Uso de Imágenes en procesos educativos

Según la RAE, una imagen es la "reproducción de un objeto formada por la convergencia de los rayos luminosos que, procedentes de él, atraviesan una lente o aparato óptico, y que puede ser proyectada en una pantalla". Para Wikipedia, una imagen (del latín imago) es una representación visual, que manifiesta la apariencia visual de un objeto real o imaginario mediante diferentes técnicas: dibujo, diseño, pintura, fotografía o vídeo, entre otras.

Por otra parte, la Educación Artística es el campo de conocimiento, prácticas y emprendimiento que busca potenciar y desarrollar la sensibilidad, la experiencia estética, el pensamiento creativo y la expresión simbólica, a partir de manifestaciones materiales e inmateriales en contextos interculturales que se expresan desde lo sonoro, lo visual, lo corporal y lo literario, teniendo presentes nuestros modos de relacionarnos con el arte, la cultura y el patrimonio [1, 2].

En este sentido, las imágenes se pueden utilizar en procesos educativos en dos escenarios: 1) desarrollar conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones que componen las tres competencias de la Educación Artística (sensibilidad, apreciación estética y comunicación). 2) integrarlas en otras áreas del conocimiento tales como Matemáticas, Ciencias Sociales o Ciencias Naturales.

Interacción de procesos, productos y contextos en el desarrollo de competencias propias de la Educación Artística [2]

NOTAS:
[1] Definición de Educación Artística y Cultural divulgada por el Plan Nacional de Educación Artística, en virtud del Convenio 455 celebrado entre los ministerios de Cultura y de Educación de Colombia, en el marco del Congreso Regional de Formación Artística y Cultural para la región de América Latina y el Caribe. Medellín, 9 de agosto de 2007.
[2] MEN (2010). Orientaciones Pedagógicas para la Educación Artística en Básica y Media. Bogotá: Ministerio de Educación Nacional.