Cómo usarla

Cómo iniciarse en el uso de Infografías

Cuando se solicita a los estudiantes que elaboren infografías mediante las cuales demuestren aprendizajes significativos sobre un tema particular, recomendamos guiarlos en este proceso con una serie de pasos que faciliten y ordenen su construcción [B, C]:

  1. Elegir el tema: Es muy importante que el tema seleccionado sea complejo, con mucha información relacionada o puntos de vista diferentes. También es válido elaborar infografías para sintetizar la solución de un problema de información [1].
  2. Identificar fuentes de información confiables: Dado que las infografías deben suministrar información verdadera, es fundamental recopilarla, evaluar las fuentes de donde se obtienen los datos, así como analizarlos y validarlos. Una muy buena fuente de datos estadísticos es Google Public Data.
  3. Organizar las ideas: Tanto la información recopilada, como las ideas y conclusiones que surjan de su análisis, deben agruparse en temas y subtemas. Debe descartarse todo lo que sea irrelevante, de manera que solo quede aquello que contribuya, efectivamente, a presentar visualmente el tema.
  4. Diseñar un bosquejo: Cuando se tienen los temas y subtemas que se van a incluir en la infografía, se procede a hacer un bosquejo a mano alzada. En esta fase, los estudiantes deben estar atentos a detectar información que falta o que sobra. Este es el momento para poner en juego la creatividad y la estética visual de estos.
  5. Seleccionar elementos visuales: Un elemento fundamental de las infografías son los diversos elementos visuales (ilustraciones, íconos, mapas, tablas y gráficas, diagramas, formas, líneas, textos, etc). Por eso es importante recomendar a los estudiantes utilizar bancos de imágenes gratuitos como Wikimedia Commons [2].
  6. Crear la infografía: En esta fase del proceso se deben atender varios aspectos clave en la elaboración de una infografía: a) crear un formato gráfico original, evitar las copias; b) disminuir al máximo los textos; c) utilizar colores armónicos; d) usar tipos de fuentes fáciles de leer, evitar la mezcla de muchos tipos de fuentes; e) utilizar íconos simples pero fáciles de identificar.
    Es este el momento de seleccionar una herramienta para elaborar la infografía, como las reseñadas en la primera pregunta de este documento.
  7. Publicar la infografía: Una vez los estudiantes socialicen sus infografías, reciban retroalimentación por parte de docentes y compañeros y, realicen las modificaciones pertinentes, se procede a publicar la infografía. Para llevar a cabo esta operación existen muchos sitios que permiten almacenar y compartir imágenes. Una recomendación, es aconsejable seleccionar las mejores infografías y publicarlas en sitios de dominio público como Wikimedia Commons.

A continuación, reseñamos unos recursos que muestran cómo construir Infografías y cómo usar diferentes herramientas digitales para elaborarlas:

Adicionalmente, en Slideshare, Youtube, Vimeo y otros sitios para almacenar y compartir contenidos digitales, existen muy buenos recursos para aprender a elaborar infografías.

NOTAS:
[1] La solución de problemas de información se enmarca en lo que en Eduteka hemos denominado “Competencia para Manejar Información” (CMI). La CMI se define como las habilidades, conocimientos y actitudes, que el estudiante debe poner en práctica para identificar lo que necesita saber en un momento dado, buscar efectivamente la información que esto requiere, determinar si esta información es pertinente para responder a sus necesidades y convertirla en conocimiento útil aplicable en contextos variados y reales de la vida cotidiana.
[2] Recomendamos consultar el recurso “25 bancos de imágenes gratuitos”.