Proyecto

LOS JUEGOS DE REGLAS COMO UNA ESTRATEGIA PEDAGÓGICA PARA MEJORAR LA CONDUCTA EN LOS NIÑOS Y NIÑAS

Descripción

¿Cómo se forma la personalidad de un niño? Desde el mismo momento de la concepción, el niño cuenta con una carga genética que hereda de sus progenitores, lo que determinará sus características psico-orgánicas. También transmite algunas particularidades que forman la estructura de su futura personalidad. Lo que heredan les hacen reaccionar de forma distinta en su contacto con el ambiente que le rodea, es decir, dispone de su propio temperamento.

Educar la conducta de los ni?os

¿Es lo mismo personalidad, carácter y temperamento? El temperamento es la forma característica que tiene para reaccionar al ambiente. La personalidad engloba su forma de ser, es decir, qué persona es. Y el carácter supone lo que la perona manifiesta de su personalidad ante los demás.

Estos factores genéticos hacen que cada niño reaccione de forma distinta en su contacto con el ambiente que le rodea. Dispone de su propio temperamento. La personalidad futura será el resultado del temperamento y las acciones educativas que reciba de los adultos (padres, profesores, hermanos, abuelos), y de las relaciones que establezca.

El niño irá creando una conducta en función de las reacciones que los adultos tengan ante su comportamiento, y de las diferentes experiencias que vaya acumulando. Después de asistir al vídeo no dejes de participar contándonos tu experiencia u opinión en los comentarios abajo.

El desarrollo de la conducta de un niño será diferente al de resto de niños de su mismo grupo social porque las diferencias biológicas le harán reaccionar de un modo distinto ante el aprendizaje social, y sus características casi individuales interactuarán con su temperamento, como la salud, las enfermedades, el número de hermanos, separaciones de la familia, escolarización temprana o tardía, etc.

Objetivos

Formulación del problema

     ¿Por qué los juegos de reglas son una estrategia pedagógica para mejorar la conducta en los niños y niñas del grado segundo del colegio Nuestra Señora de las Mercedes?

 

1Objetivos

1.1     Objetivo general

     Caracterizar los juegos de reglas como una estrategia pedagógica para mejorar la conducta  en los niños y niñas del grado segundo del Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes.

 

1.2    Objetivos específicos

    -Definir cómo los juegos de reglas son una estrategia pedagógica para mejorar la conducta en los niños y niñas del grado segundo del Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes.

    -Identificar la conducta de los niños y niñas del grado segundo del Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes.

Area

Humanidades - Competencias Ciudadanas

Edad

7-8

Duración

Sesión 1:

Herramientas

  • Sistema Operativo
  • Procesador de Texto
  • Presentador Multimedia
  • Internet - Información
  • Internet - Comunicación
  • Hoja de Cálculo
  • Base de Datos
  • Simulaciones
  • Organizadores Gráficos
  • Manejo de ratón
  • Manejo de teclado
  • Algoritmos y programación
  • Robots
  • Sensores y Sondas
  • Blogs
  • Wiki
  • Editor vectorial (Flash
  • Svg
  • etc)
  • Editor de páginas Web
  • Fotografía/Video

Requisitos

Cuando se consigue comenzar a mejorar el autocontrol en los niños casi de forma automática la buena conducta aparece también, pero en ocasiones hay que tener en cuenta una serie de consejos para que la buena conducta quede establecida en el comportamiento de los niños. Si quieres fomentar una buena conducta en tus hijos, entonces no lo dudes y sigue leyendo porque cuando lo pongas en práctica, te darás cuenta cómo poco a poco, obtendréis mejores resultados en casa.

Establecer responsabilidades

A todos los niños les encanta divertirse y pasarlo bien, es lo normal. Pero a veces, hay que conseguir que las cosas difíciles se hagan en primer lugar para potenciar la buena conducta y el autocontrol. Para eso, es necesario que los niños sean capaces de poner aquellas cosas que le divierten en suspenso hasta que acaben de hacer la tarea que tienen asignada.

Por eso, es muy importante que tengan responsabilidades en el hogar. Deben entender que siempre se tienen unas responsabilidades que deben cumplir y que cuando las cumplen tendrán consecuencias positivas en su vida y sino, las tendrán seguramente, negativas.

Establecer los límites

Los límites ofrecen la oportunidad de aprender a autorregularse y a pensar en cuál es la buena conducta que deben llevar a cabo. Si no hay límites, es casi imposible que los niños sepan qué deben hacer para poder regular su conducta, pues no sabrán cuándo deben ‘pulsar el botón de autocontrol’. Por éste motivo, para que los niños se sientan más seguros y sepan cómo deben actuar en cada momento, deberán saber dónde están los límites y qué deben hacer para cumplirlos.

Enseñarles a distraerse

Es importante que los padres puedan proporcionar oportunidades a sus hijos para que practiquen estrategias para cuando deben esperar en algún lugar. Los niños tienden a pensar más en lo que quieren porque les gusta la forma… que en lo que les hace sentir. La buena conducta cuando deben esperar tiene que ver con esto porque mientras esperan, deben aprender a pensar creativamente para esperar sin que la impaciencia se apodere de ellos. Por ejemplo, si estáis haciendo galletas, mientras están en el horno podéis ir a regar el jardín para que el tiempo se pase más rápido.

Buena conducta ni?os

Potenciar una buena auto conciencia

La mayor conciencia es la que se tiene, y cuando uno se da cuenta de que la tiene, mejor puede ser la conducta. En este sentido, es necesario ayudar a los hijos a entender las cosas para que sean conscientes de lo que les ocurre a su alrededor y de las cosas que hacen ellos mismos. Pueden explorar lo que sucede justo antes de tomar decisiones impulsivas. ¿Están cansados o estresados? ¿Tienen hambre? ¿Están aburridos o ansiosos? La mayor conciencia que tienen es que deben saber que ellos son los que pueden mejorar su conducta a pesar de que se sientan mal, pero para ello, deben entender primero qué les ocurre.

Practicar la atención plena

La atención plena es necesaria tanto en adultos como en niños porque fortalece la corteza prefrontal, que es la parte del cerebro que se ve envuelta en la resolución de problemas, la planificación y la que ayuda a resistir los impulsos. Todas las cuales son una importante parte para mejorar la conducta y controlar la atención plena, para conseguirlo se necesita tener una buena capacidad para dejar que los pensamientos y sentimientos vayan y vengan sin actuar sobre ellos, sólo entendiendo lo que nos ocurre.

Es necesario recordar que los niños son niños y es normal que de vez en cuando se sientan frustrados o actúen de forma impulsiva. La mejora de conducta se consigue con el tiempo y no hay prisa para que se conviertan en expertos. Es algo que se consigue con el refuerzo.

Actividades de Clase

Propósito

Duración

Actividad Docente

Actividad Estudiante

Propósito

Duración

Actividad Docente

Actividad Estudiante

Evaluación

se hara un analisis y se valorara el progreso del niño al implementar el proyecto

Notas

Créditos

Autor: Meza Araujo Daniela Marina Meza Araujo Daniela Marina

Fecha de publicación : 2022-06-11 14:57:29


Responsive image