Ideas que viajan alrededor del mundo

Ingresar o Registrarse

Ideas que viajan alrededor del mundo

Artículo escrito por Patricia Díaz en el que comparte algunas experiencias de lo que sucede en los Computer Clubhouses cuando jóvenes de diversas culturas trabajan colectivamente en proyectos creativos. Estos espacios dotados con tecnología de punta, apta para crear, se rigen por cuatro principios (aprender diseñando, seguir intereses, construir comunidad y respetar y confiar) que ella ejemplifica mediante la historia de un títere viajero que los jóvenes bautizaron Cosmo.

Autor: Patricia Díaz

URL: http://eduteka.icesi.edu.co/articulos/IdeasQueViajan

Etiquetas: #programacion  #museos  #scratch 

Comentarios

 

 IDEAS QUE VIAJAN ALREDEDOR DEL MUNDO

Por Patricia Díaz

 


Entre enero de 2002 y diciembre de 2011, Patricia Díaz trabajó como Gerente de Conocimiento de la Red Intel de Computer Clubhouses teniendo como base el Museo de Ciencia de Boston y el Laboratorio de Medios de MIT (Media Lab). Una de sus funciones era facilitar la comunicación y colaboración entre personas de estos centros vinculadas a la red, dispersas por el mundo. Ella comparte aquí algunas experiencias de lo que sucede cuando jóvenes de diversas culturas trabajan colectivamente en proyectos creativos. Para un recuento más detallado se recomienda ver el capítulo “Going Glogal: Clubhouse ideas travel around the world” que escribió para el libro The Computer Clubhouse: Constructionism and creativity in youth communities, editado por Yasmin Kafai, Kylie Peppler y Robbin Chapman y publicado por Teachers College Press en 2009.

 

El Computer Clubhouse es un ambiente de aprendizaje extraescolar donde jóvenes de comunidades vulnerables trabajan con mentores adultos para desarrollar competencias, expresar sus ideas y aumentar la confianza en sí mismos a través del uso de tecnología de punta. El primer Clubhouse abrió sus puertas en Boston hace casi 20 años sin pretensión alguna de convertirse en una red global. Sin embargo, el éxito del modelo de aprendizaje atrajo la atención de muchos interesados y hoy existen más de 100 Clubhouses en 20 países, incluidos varios en América Latina [1]. Estos hacen parte de una red que recibe apoyo del Museo de Ciencia de Boston, el Media Lab de MIT, la Fundación Intel y muchas otras organizaciones en todos los continentes.

Las ideas de los jóvenes de los Clubhouses se mueven rápidamente por el mundo debido a la confluencia de varios factores tales como la globalización y las acciones explícitas de la Red de Clubhouses para promover creaciones colectivas. La globalización ha dado como resultado que jóvenes provenientes de lugares distantes unos de otros, estén expuestos a contenidos similares a los que acceden por Internet y por los medios masivos de comunicación; pero también, a través de otros canales menos obvios como lo son las plantillas que vienen con muchos tipos de software. Por ejemplo, para crear música es cada vez más común recurrir a “loop” [2], comunes en géneros como el hip-hop que tienen un sonido similar independientemente de dónde los hayan compuesto. Esto facilita las creaciones colectivas entre jóvenes de Asia, África, Latinoamérica y EEUU donde cada uno pone su grano de arena para componer una canción, entre todos, así nunca se hayan conocido en persona.

El aporte del modelo Clubhouse consiste en facilitar el aprendizaje en comunidad influenciando desde el espacio físico y las tecnologías disponibles hasta las relaciones interpersonales tanto presenciales como a distancia. Los cuatro principios rectores de los Clubhouses [3], seguir sus propios intereses, aprender diseñando, construir una comunidad y crear un ambiente de confianza y respeto, pensados inicialmente para un espacio individual, se aplican ahora a la red global.

Los Clubhouses son espacios dotados con tecnología de punta apta para crear. Esto quiere decir, computadores con software para diseño gráfico, Web y 3D; cámaras para filmación y programas de edición y de efectos especiales; un pequeño estudio de música con todo lo necesario para hacer grabaciones profesionales; conectividad a Internet; impresoras, escáneres, kits de robótica, microscopios digitales y en algunos casos, instrumentos musicales y otros extras como arduinos e impresoras en 3D. En los Clubhouses también suele haber elementos reciclables, plastilina, legos y materiales para manualidades. Pero lo más importante de estos espacios es que son gratuitos, están abiertos a todos los jóvenes de las comunidades donde se encuentran,  son atendidos por profesionales que están en constante formación en el modelo de aprendizaje y que se convierten en facilitadores y aprendices al lado de los jóvenes. Además del personal que trabaja en los Clubhouses, hay mentores voluntarios que inspiran, modelan comportamientos y aprenden de sus colegas y de los jóvenes en sus interacciones con la comunidad Clubhouse.

Un ejemplo de los cuatro principios rectores mencionados es el títere viajero a quien los jóvenes bautizaron como Cosmo. La idea se gestó en Irlanda y se convirtió en un proyecto de largo plazo en el que participaron muchos miembros, mentores y personal de la Red de Clubhouses. Cosmo surgió del interés común de conocer sobre la cultura de otras personas, aprovechó la infraestructura disponible para aprender diseñando y se desarrolló en un ambiente global de confianza y respeto. Por encima de todo, llevó a un nuevo nivel la idea de crear en una comunidad emergente de aprendices, expandiéndola en el tiempo y el espacio más allá de los proyectos típicos de jóvenes de esa edad. El títere viajero no es un proyecto único en este respecto, sino una muestra de que la creación colectiva entre personas de varias culturas es cada vez más popular.


Cosmo en un estudio de música en Boston

 

Precisamente, fue una mentora voluntaria la que propuso crear un títere que viajara por el mundo aprendiendo de las culturas que encontrara en su camino y llevándose recuerdos de cada una de ellas. Los jóvenes del Clubhouse de Irlanda donde se encontraba la mentora fueron muy receptivos y de inmediato se dieron a la tarea de conseguir las telas y otros materiales necesarios para darle vida a Cosmo. El nombre lo escogieron mediante una consulta virtual en la que jóvenes de varios países opinaron, hasta llegar a un acuerdo, en un nombre que era familiar en varios idiomas y evocaba la imagen, según lo describieron ellos mismos, de un viajero cosmopolita y ciudadano del mundo. Una vez estuvo listo, lo fotografiaron en su comunidad y en lugares famosos de Dublin, subieron las fotos a la red social de los Clubhouses, que se llama “La Villa”, y preguntaron quién estaría interesado en recibir a Cosmo. La propuesta suscitó gran entusiasmo y el títere estuvo viajando durante varios años dentro de una caja cada vez más cargado de recuerdos “souvenirs” provenientes de las ciudades que visitó.


Cosmo a su llegada a Colombia

 

Una de las cosas más interesantes que sucedió con Cosmo es que el desarrollo de su vida fue producto de la imaginación colectiva de muchos jóvenes que solo se conocieron a través de la interacción virtual, en “La Villa”, para relatar en múltiples medios sus aventuras. Así fue como Cosmo estuvo cantando y bailando con otros títeres en Guadalajara y São Paulo; conoció a su novia Hamda, hecha específicamente para él, y se casó con ella en Jordania en una fiesta tradicional del medio oriente; grabó sus canciones en Boston, y tuvo un hijo en Australia antes de regresar con su familia al Dublin que lo vio nacer.


Cosmo en Jordania con su novia Hamda

 

Cosmo inspiró a los jóvenes anfitriones a investigar sobre la cultura local, tomar y editar fotos, salir a lugares históricos, hacer videos, publicar en redes sociales y apreciar la cultura de otros países visitados por él. En Latinoamérica, algunos quedaron tan entusiasmados que decidieron viajar a conocer en persona otros países, compartir sus conocimientos, aprender de sus anfitriones y colaborar en proyectos de música, diseño y realidad aumentada.

Todo esto ocurre en un programa extraescolar para jóvenes entre 10 y 18 años que no tienen un horario que cumplir ni obligación alguna de asistir, no pagan una matrícula ni reciben un certificado de asistencia; en resumen, no tienen ningún incentivo extrínseco para participar. En otras palabras, sucede por la motivación intrínseca de los jóvenes de aprender, interactuar, crear y trabajar colectivamente en proyectos que les interesan. En el Clubhouse se vuelven expertos en las tecnologías que les llama la atención; pero sobretodo, este espacio les sirve para conseguir lo que desean, expresar lo que sienten y sentir que son parte de una comunidad global. La combinación del programa presencial en la zona donde viven los participantes, con la comunicación virtual conformada por jóvenes de todas partes del mundo, mediante la cual comparten experiencias a través de “La Villa” ha demostrado ser muy atractiva para los jóvenes que, sin proponérselo, están desarrollando competencias vitales para llevar vidas satisfactorias en el siglo XXI.

 

NOTAS:
[1] En Latinoamérica, hay Computer Clubhouses en Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, México y Panamá. El directorio de Comuputer Clubhouses está disponible en línea: http://www.computerclubhouse.org/content/clubhouse-locations

[2] El término “loop” hace referencia a uno o más bucles de música sincronizados que se enlazan en secuencia una y otra vez de manera que al reproducirlos dan la sensación de continuidad. http://es.wikipedia.org/wiki/Loop_(m%C3%BAsica)

[3] Se recomienda consultar el documento El enfoque de aprendizaje del Computer Clubhouse, principios rectores”.

 

 

CRÉDITOS:
Artículo escrito por Patricia Díaz especialmente para Eduteka.

 

Publicación de este documento en EDUTEKA: Septiembre 01 de 2012.
Última modificación de este documento: Septiembre 01 de 2012.

 

 

Autor de este documento: Patricia Díaz

URL:http://www.eduteka.org/articulos/IdeasQueViajan

creative commons
Etiquetas: #programacion  #museos  #scratch 



Reporte Horizonte 2016 - Edición para Educación Escolar (K-12)

¿Qué se vislumbra para las Instituciones Educativas alrededor del mundo en este horizonte de cinco años? ¿Qué tendencias y tecnologías jalonarán el cambio educativo? ¿Cuáles son los retos que consideramos difíciles de solucionar y cómo podemos diseñar estrategias efectivas para remediarlos? Encuentre en estén informe respuestas a esta preguntas y a otras inquietudes similares concernientes a la adopción de las TIC y a la transformación de la enseñanza y el aprendizaje en la educación escolar.

Seis grandes ideas que subyacen en la Web 2.0

La llamada Web 2.0 no solo está jalonando el desarrollo de Internet, sino ofreciendo a los usuarios posibilidades de interacción, de publicación e integración de contenidos, además de novedosas aplicaciones livianas y en línea, nunca antes soñadas. Por la razón anterior tradujimos al español y enriquecimos apartes del informe escrito por Paul Anderson en el plantea que lo más importante de la Web 2.0 no son los aspectos tecnológicos, sino las seis ideas que subyacen en ella.

Aprender a programar, programar para aprender

Último artículo del Dr. Mitchel Resnick en el que argumenta que programar computadores es una extensión de la escritura, pues esta habilidad permite a las personas escribir nuevas cosas: animaciones, simulaciones, historias interactivas y juegos. Invita a involucrar esta práctica en la educación escolar pues en este proceso los estudiantes aprenden conceptos matemáticos y computacionales, además de estrategias para solucionar problemas, diseñar proyectos y comunicar ideas. Esto, sin distingo de edad, proveniencia, intereses u oficio.

Eduteka entrevista a la Dra. Natalie Rusk

La Dra. Natalie Rusk, investigadora en el Lifelong Kindergarten del MIT MediaLab, hace parte del grupo que desarrolló Scratch, inició los Clubes Juveniles de Informática y participó en el diseño de los kits para robótica PicoCricket. Con todo este recorrido profesional, es un privilegio tener la oportunidad de escucharla tratar estos temas en las dos ponencias que estarán a su cargo en el Scratch Day Cali-2012. Lea la entrevista que la Dra. Rusk le concedió a Eduteka.

McKinsey & Company: Educación para el empleo

Los altos niveles de desempleo entre jóvenes, la falta de habilidades críticas de estos y la desconexión entre las entidades que los forman y las que hacen parte del mundo laboral que los va a emplear, son hoy una preocupante realidad. Estos son los temas que aborda, con su habitual profesionalismo, el informe de McKinsey basado en el análisis de más de 100 ofertas educativas y en el resultado de encuestas a jóvenes y empleadores. Sus interesantes hallazgos son un llamado a la reflexión.

Nuevas propuestas para evaluar el Pensamiento Computacional

El Pensamiento Computacional es un concepto nuevo sobre el que hay poco acuerdo acerca de qué abarca y de las estrategias para evaluarlo. Este documento del Lifelong Kindergarten (MIT, MediaLab), interesante y actual, describe tanto las dimensiones clave que en concepto de ellos lo componen: conceptos, prácticas y perspectivas; así como los tres enfoques en los que están trabajando para evaluar el desarrollo de dichas dimensiones: portafolios de proyectos, entrevistas basadas en artefactos y diseño de escenarios.

Cómo incorporar el pensamiento computacional en el aprendizaje basado en proyectos (ABP)
Instrumento para analizar problemas
Computación creativa con Scratch 3.0: Guía curricular
Pensamiento computacional: Adopte su integración en todo el plan de estudios
Los docentes deben ser expertos en hacer florecer la creatividad de los estudiantes: Resnick
Un artista en cada programador
La disrupción del talento
El pequeño libro de algoritmos
Curso: Exploraciones en inteligencia artificial y sus usos prácticos en ambientes educativos
Todos los estudiantes de secundaria deberían tomar un curso de programación
Empiece por la exploración, no con la explicación
Scratch 3.0: Proyectos, pasión, pares y pasatiempo
Doce tarjetas básicas para aprender Scratch 3.0
10 actividades cortas para aprender Scratch
Pensamiento computacional, un aporte para la educación de hoy
Las TIC en el nuevo plan de estudios básico nacional finlandés para la Educación básica
Gestionar la diversidad en el aula mediante el teatro, la narrativa y las historias digitales
Creando Escuelas del Futuro, ¡Hoy!
Una Carta para Lucy: Preparándose para un mundo en constante cambio
¿Cómo diseñar instrumentos para medir la comunicación no violenta?
Tendencias post covid y analítica de aprendizaje
Escuela de Directivos Docentes: Documento de orientaciones para aliados a nivel territorial
Escuela de Liderazgo Directivos Docentes: Bases para su despliegue curricular
Ser directivo docente en tiempos de pandemia
Una visión de lo emergente y la educación
Innovación educativa: Cambio, creatividad e innovación
Portal Eduteka, 20 años ayudando a mejorar la calidad educativa mediante el uso de las TIC
Educación innovadora: ¿Cómo lo logramos? (Webinar - parte II)
Todas las ideas cuentan: Creatividad estratégica en entornos educativos
Jesús Martín-Barbero: La Educación desde la Comunicación (PDF)

Discusión sobre este artículo:



Ver más artículos relacionados

Inicio | Registro | Quienes Somos | Edukatic | Políticas de Uso | Uso de datos personales | Universidad Icesi | RSS

Copyright: eduteka 2001-2019 | Icons made by Freepik from www.flaticon.com