Qué puedes hacer con las TIC
Encuentra recursos para tus clases
Conéctate con otros
Usa Herramientas TIC
Construye proyectos con TIC
Construye tu plan de Informática

¿Qué papel pueden jugar los MOOC en el desarrollo profesional docente?

MOOC, sigla que cada día se escucha con mayor frecuencia en el ámbito educativo, se traduce al español como Cursos en Línea, Masivos y Abiertos. Este documento explica qué son, habla sobre su estado actual y sobre los desafíos que deben sortear para constituirse en una innovación disruptiva que permita a las personas acceder a una educación de clase mundial. Incluye un listado de cursos recomendados para docentes de educación escolar y las entidades que los ofrecen.

Autor: Francisco Piedrahita Plata | Publicado: 2013-09-01

Etiquetas: politica_publica sigloXXI


 

¿QUÉ PAPEL PUEDEN JUGAR LOS MOOC EN
EL DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE?


MOOC es una sigla acuñada en 2008, por Dave Cormier y Bryan Alexander, que cada día se escucha con mayor frecuencia en el ámbito de la educación superior. Se traduce al español como Cursos en Línea, Masivos y Abiertos, pero debido a su uso generalizado en inglés, optamos en este documento por referirnos a ella en el idioma original. Una vez aclarado el significado de la sigla, podemos decir que los MOOC podrían constituirse en una innovación disruptiva que lograría, si atiende adecuadamente los interrogantes y problemas que hoy en día tiene, dar una respuesta a la necesidad de facilitar a las personas el acceso a educación superior de clase mundial. Cabe mencionar que los promotores e impulsores de esta innovación tecnológica son todos científicos de la computación.

Algunas universidades de talla mundial, tales como Harvard y el MIT, ya están incursionando en los MOOC. MIT comenzó hace algunos años montando en línea y dando acceso gratuito al material de todos los cursos que ofrece. Desde el año pasado, y aclarando que no tienen ánimo de lucro, una alianza de las dos universidades ofrece varios MOOC mediante la propuesta edX.
La universidad de Stanford, en California, es el alma mater de los científicos de la computación Daphne Koller, Andrew Ng y Sebastian Thrun, sus antiguos docentes, que han generado, estos si son ánimo de lucro, las empresas de MOOC Coursera y Udacity.

Existen propuestas mixtas independientes, con cursos gratuitos y de pago, como Udemy y Canvas Network. A las anteriores, se une MiriadaX, iniciativa española promovida por el Banco Santander, Universia y Telefónica que ofrece cursos montados por las Universidades: Politécnica de Madrid, de Huelva, Politécnica de Valencia, UAPA y Pompeu Fabra, entre otras.

Entre otras consideraciones pendientes, ésta sí de orden práctico, está el “descubrir” el modelo de negocio que hará viables y permanentes estas iniciativas que, aunque han nacido gratuitas, no son sostenibles así en el tiempo.

En los MOOC, no hay contacto de ningún tipo entre profesor y estudiante, diferente al que se da cuando se observa un video en el que aparece el profesor. La cantidad de estudiantes que típicamente participan en un MOOC es de varios o muchos miles. La atención individual es prácticamente imposible, y así se establece desde el principio del curso.

Para cumplir su gran promesa de ofrecer una mejor educación optimizando la calidad del aprendizaje por parte del estudiante, los MOOC tendrán que explotar los últimos avances tanto en procesamiento de datos en gran escala como en aprendizaje de máquina. Además, para ofrecer clases complejas y de manera simultánea a miles de personas, tendrán que recurrir a altos niveles de automatización; por caso, muchas de las tareas más demandantes en tiempo, tradicionalmente realizadas por profesores y monitores, como corregir exámenes, moderar discusiones, etc., deberán ser ejecutadas por computadores.

La tecnología debe jugar un papel preponderante en la implementación de los MOOC; por ejemplo, se requiere utilizar software analítico avanzado para manejar la gran cantidad de información, recogida durante las clases, sobre el comportamiento y desempeño de cada estudiante. También se requieren algoritmos avanzados para detectar patrones en los datos, determinar estilos de aprendizaje y ajustar las estrategias de enseñanza.

Precisamente, sobre este último requerimiento, algunas autoridades en la materia, como Drew Gilpin Faust, Presidente de la Universidad de Harvard, manifiestan su preocupación con los enfoques electrónicos para la calificación de ensayos escritos. “Creo que no están en capacidad de considerar la ironía, la elegancia y… no sé cómo se logra que un computador decida si hay algo allí [en lo escrito] para observar, lo cual no ha sido programado”.   

Por su parte, John L. Hennessy, Presidente de Stanford, opina que “habrá una oferta disponible de muchísimos cursos gratis o casi gratis. Mientras que el estándar dorado de las clases presenciales pequeñas, con excelentes profesores, se mantendrá vigente, los cursos en línea demostrarán ser un ambiente de aprendizaje efectivo, especialmente en comparación con los grandes cursos estilo clase magistral”. 

En la misma línea de Hennessy, se puede concluir que, por ahora, la audiencia de los MOOC no ha estado compuesta por personas que reemplazan los requerimientos de sus estudios universitarios con estos cursos. Algunos usan los MOOC para complementar sus clases; pero la mayoría de los usuarios son personas de proveniencia diversa (geográfica, edad, nivel de estudios, intereses) que acceden a ellos por distintos motivos; principalmente, porque no han tenido posibilidad de ingresar a la educación superior o porque encuentran valiosos o interesantes algunas de estas ofertas para desarrollar o mejorar algunas habilidades particulares.

Por todo lo anterior, surgen una serie de cuestionamientos: ¿Cuál es la calidad de esos cursos? ¿Son igualmente apropiados para todas las disciplinas? ¿Cómo van a evolucionar? Al final, ¿cuáles serán las diferencias entre la clase presencial y aquella en línea? Aún está por verse si los MOOC serán una tecnología disruptiva para la universidad, tal como en su momento lo fue el MP3 para la industria disquera, o el teléfono móvil (celular) para la telefonía fija.

Mientras tanto, los docentes de educación escolar pueden aprovechar muchos de estos cursos en línea, masivos, abiertos y gratuitos, algunos en su idioma, para su propio desarrollo profesional. La siguiente es una muestra de tales cursos:

     

     

 

Consulte la presentación ¿Son los MOOC una amenaza para la Universidad?

 



Inforgrafía “El Mundo de los MOOC

 

CRÉDITOS:
Artículo elaborado por Eduteka con información proveniente de las siguientes fuentes:

 

Publicación de este documento en EDUTEKA: Septiembre 01 de 2013.
Última modificación de este documento: Septiembre 01 de 2013.

 

 

Autor de este documento: Francisco Piedrahita Plata




Prepara tu escuela para la sociedad digital
Los libros digitales en la educación escolar
Día internacional de las niñas en las TIC
La falacia del nativo digital
Uso de Audio en procesos educativos
Replantear la educación: ¿Hacia un bien común mundial?
Aprendizaje basado en retos
Uso de Facebook en procesos educativos
Uso de Video en procesos educativos
Uso de la Folcsonomía en procesos educativos
Uso del Presentador Multimedia en procesos educativos
Uso de Imágenes en procesos educativos
Uso de Música en procesos educativos
Uso de Fotografía Digital en procesos educativos
Los códigos QR y su uso en procesos educativos
Gamificación en la educación
El Arte es ahora la cuarta R
Prepara tu escuela para la sociedad digital
Top-100 Innovaciones Educativas
Eduteka estuvo en la Conferencia ISTE 2016
Ser creativos con los grandes volúmenes de datos (Big Data)
Seminario: Recursos digitales mediados por GeoGebra
Seminario libros digitales: leyendo en el futuro
Cómo crear libros digitales
Libros interactivos, otro avance de los libros digitales
Los libros digitales en la educación escolar
Uso educativo de los Blogs
Uso Educativo de los Blogs Características de Blogger
Uso Educativo de los Blogs Características de Wordpress
Perspectiva tecnológica para la educación STEM+ 2013-2018

PIRLS 2011, Estudio Internacional de Alfabetismo en Lectura
¿Qué papel pueden jugar los MOOC en el desarrollo profesional docente?

Siglo XXI

La propuesta de los Centros de Aprendizaje en la sociedad de la información
Reinventar el aprendizaje, habilidades para el Siglo XXI
NCREL: Estándares para un mundo moderno
Logros indispensables para los estudiantes del siglo XXI
Estados Unidos: Mapa de Alfabetismo en TIC (Geografía)

Modelo Concord para el Aprendizaje a Distancia (PDF)
Visiones 2020: Enseñanza en el 2025 - La transformación de la educación y la tecnología
Visiones 2020: Los sistemas de aprendizaje de próxima generación
¿Estamos listos para el Aprendizaje Virtual?
El Aprendizaje en Línea en América Latina: Desafíos y Oportunidades

Comentarios al Artículo:

Comentarios Facebook:



Comentarios Disqus:

blog comments powered by Disqus