Proyecto

Tú quieres; tú puedes er un excelente profesional

Descripción

Diecinueve años como tutora del módulo “Formación en Centros de Trabajo” me han dado a conocer la medida en que valoran las actitudes profesionales las empresas que acaban contratando laboralmente a nuestros alumnos.

La elevada consideración que otorgo a la actitud personal ante el trabajo y ante la vida y el escaso tiempo de que disponemos los equipos educativos para llevar a cabo el desarrollo adecuado de las actitudes profesionales, han sido los motivos que me han impulsado a poner en marcha este proyecto intentando mejorar la calidad educativa, elevar la satisfacción del alumno por su elección y aprendizaje y lograr que éste supere las barreras que hoy impone la situación económico-social para así, ayudarle a obtener éxito laboral y también satisfacción personal.

Estoy convencida de que no es preciso nacer con espíritu emprendedor, porque la actitud es la clave. Y cualquiera de nuestros alumnos tiene la capacidad de adoptar y desarrollar actitudes. De ahí el título de esta experiencia: Tú quieres; tú puedes ser un excelente profesional.

Las actitudes que pueden desarrollarse y que creo que son la base para adoptar un espíritu emprendedor son, principalmente: apostar por uno mismo, por lo que será preciso que el alumno se conozca, que eleve su autoestima al nivel adecuado, que desarrolle el optimismo, que sepa cómo perfilarse como líder, trabajar en equipo y aprender a escuchar y a empatizar con los otros, intentando, en el peor de los casos, resolver conflictos con una actitud tolerante.

Creo necesario demostrar e inculcar que si hay algo que depende de nuestro esfuerzo, SE PUEDE alcanzar y yo, como profesora y tutora de la Formación en Centros de Trabajo, debo intentarlo.

Entre todos los participantes iremos trabajando las actitudes básicas que todo profesional debe desarrollar.

Objetivos

- Alcanzar un adecuado grado de autoconocimiento.

- Tomar conciencia de aquellos aspectos o actitudes que uno precisa o desea cambiar de su propia forma de actuar.

- Elevar la autoestima personal.

- Tomar conciencia de la imagen que se proyecta hacia los demás y de aquella que las empresas o clientes de la misma precisan o requieren.

- Conocer en qué consiste y adoptar un espíritu emprendedor.

- Aprender de los propios errores y/o fracasos.

- Aprender a escuchar.

- Empatizar con los demás.

- Trabajar en equipo y motivar e ilusionar a los integrantes del mismo.

- Resolver conflictos aplicando la tolerancia.

- Desarrollar la capacidad de liderazgo.

- Desarrollar la expresión verbal, escrita y corporal.

- Manejar y utilizar equipos y programas informáticos: edición de fotografías y vídeos y presentaciones gráficas.

- Desarrollar la capacidad de comunicación.

- Desarrollar la creatividad y la iniciativa.

Area

Ciencias Sociales - Economía

Edad

Sin especificación

Duración

Sesión 1:

Herramientas

  • Procesador de Texto
  • Presentador Multimedia
  • Internet - Información
  • Internet - Comunicación
  • Manejo de ratón
  • Manejo de teclado
  • Blogs
  • Wiki
  • Editor vectorial (Flash
  • Svg
  • etc)
  • Compositor de imágenes (Corel Draw
  • etc)
  • Editor de imágenes (Photoshop
  • etc)
  • Fotografía/Video
  • Otras

Recursos

Información Internet

Presentaciones Gráficas

Edición de sonido

Edición de imágenes

Edición de video

Aula virutal

Foro

Enlaces web

Cuestionarios

 

Requisitos

.

Actividades de Clase

Propósito

Diecinueve años como tutora del módulo “Formación en Centros de Trabajo” me han dado a conocer la medida en que valoran las actitudes profesionales las empresas que acaban contratando laboralmente a nuestros alumnos.

La elevada consideración que otorgo a la actitud personal ante el trabajo y ante la vida y el escaso tiempo de que disponemos los equipos educativos para llevar a cabo el desarrollo adecuado de las actitudes profesionales, han sido los motivos que me han impulsado a poner en marcha este proyecto intentando mejorar la calidad educativa, elevar la satisfacción del alumno por su elección y aprendizaje y lograr que éste supere las barreras que hoy impone la situación económico-social para así, ayudarle a obtener éxito laboral y también satisfacción personal.

Estoy convencida de que no es preciso nacer con espíritu emprendedor, porque la actitud es la clave. Y cualquiera de nuestros alumnos tiene la capacidad de adoptar y desarrollar actitudes. De ahí el título de esta experiencia: Tú quieres; tú puedes ser un excelente profesional.

Las actitudes que pueden desarrollarse y que creo que son la base para adoptar un espíritu emprendedor son, principalmente: apostar por uno mismo, por lo que será preciso que el alumno se conozca, que eleve su autoestima al nivel adecuado, que desarrolle el optimismo, que sepa cómo perfilarse como líder, trabajar en equipo y aprender a escuchar y a empatizar con los otros, intentando, en el peor de los casos, resolver conflictos con una actitud tolerante.

Creo necesario demostrar e inculcar que si hay algo que depende de nuestro esfuerzo, SE PUEDE alcanzar y yo, como profesora y tutora de la Formación en Centros de Trabajo, debo intentarlo.

Entre todos los participantes iremos trabajando las actitudes básicas que todo profesional debe desarrollar.

Duración

Actividad Docente

El profesor orientará y supervisará previa publicación, la presentación del trabajo, coordinara y moderará el espacio y reorientará el debate.

Actividad Estudiante

Se informará a cada equipo de los objetivos a alcanzar, se proporcionará el guión del trabajo para el desarrollo de los contenidos que deben exponer ante el resto de los compañeros. Si el profesor lo cree conveniente se proporcionará bibliografía y se solicitará a los alumnos que elaboran y se apoyen en su exposición con una presentación gráfica y que, además, propongan al resto de alumnos, actividades tendentes al logro de los objetivos propuestos.

Durante la elaboración del trabajo de cada grupo, se reorientará, supervisará y resolverán cuantas dudas y cuestiones se planteen hasta otorgar el visto bueno del trabajo definitivo que cada grupo debe presentar ante el resto de compañeros.

Durante las presentaciones el profesor podrá intervenir para aclarar conceptos o resolver aquellas dudas que el propio equipo de alumnos no sepa o no pueda resolver, o para reconducir la exposición, o readaptar el tiempo destinado a la misma, o de las actividades programadas en cada sesión y para concretar, resumir o reforzar, aquellas ideas sobre las cuales crea que debe incidir.

El profesor dispone de presentaciones gráficas ya elaboradas para todas y cada una de las sesiones que podrá proporcionar a los alumnos si así lo cree conveniente. En el caso de los alumnos de mi grupo, se valdrán de imágenes, presentaciones con Power Point, con Movie Maker y editando sonido, incluirán enlaces a blogs o webs que complementen su exposición.

La participación tanto del equipo ponente como del resto de alumnos, será completamente activa, participativa y dialogante, y en cada sesión intervengan todos los alumnos del grupo, otorgando su punto de vista, o participando en las que se propongan.

En la última sesión, se efectuará una evaluación y una autoevaluación de estas jornadas y se llevará a cabo una puesta en común para valorar la experiencia.

Los guiones en forma de fichas se entregarán a los alumnos para la confección y presentación de su trabajo.

Todas las presentaciones se realizarán en Red Alumnos.

Propósito

Duración

Actividad Docente

Actividad Estudiante

Evaluación

Todos los alumnos responderás a estas cuestiones:

¿Qué objetivos crees que se alcanzaron en alguna medida y cuáles crees que no se lograron?

¿A cuál de ellos otorgas más valor?

Personalmente, ¿qué te ha aportado este proyecto?

¿Qué se podría mejorar para lograr en mayor medida los objetivos programados?

Podrán realizar cualquier otro comentario que crean de utilidad para mejorar este proyecto en próximos cursos.

En la última sesión se abrirá un debate para evaluar en común los objetivos alcanzados. Los profesores implicados realizarán también la evaluación en cuanto a consecución de los objetivos, implicación, participación, materiales elaborados y presentados, interés, colaboración, etc.

Los trabajos realizados durante esta experiencia no serán calificados, aunque, qué duda cabe que el grado de consecución de los objetivos deberá ser evaluado y calificado en la medida en que los alumnos demuestren haber desarrollado las actitudes antes reseñadas y en la forma en que cada profesor así lo haya reflejado en su programación didáctica correspondiente.

La participación en el proyecto no será calificada, pero habrá contribuido al grado de consecución de objetivos programados y al nivel de contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales) alcanzados por nuestros alumnos y programados en todos los módulos.

Notas

.

Créditos

Autor: Cristina Sanz Huerta

Fecha de publicación : 2013-04-14


Responsive image